Categorias
  • Aperitivos
  • Arroces
  • Asados
  • Aves
  • Bocadillos
  • Caldos
  • Carnes
  • Cocteleria
  • Cremas
  • Ensaladas
  • Entradas
  • Frios
  • Fritos
  • Frutas
  • Guisos
  • Huevos
  • Legumbres
  • Licores
  • Mariscos
  • Masas
  • Pan
  • Pastas
  • Pasteleria
  • Pasteles
  • Patatas
  • Pates
  • Pescados
  • Postres
  • Primeros
  • Salsas
  • Sopas
  • Verduras
  • Zumos

  • Webs amigas

     Chistes
     Vivienda
     Tv Gratis
     Movies divx
     Noticias Actualidad
     Jesus Rodriguez
     Peliculas online
     Codigos php
     Tomasnomas
     Dietas gratis
     Date a conocer
     Refranes
     Chistes gratis
     Trucos de juegos
     Biografias
     Agregar web
     Trucos Caseros
     Mujer Joven
     Videos musicales
     Divx online
     Series Tv
     Letras de canciones
     Juegos online

     + Añadir tu web
     
    Suscribase!
    Reciba gratis recetas de cocina en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




    Bacalao a la marinera
    Categoria:

    Valor de esta receta: 0.00
    Enviado por:


    Valora esta receta de cocina de Bacalao a la marinera


    Muy buena

    Buena

    Media

    Mala

    Muy mala

    Receta de cocina de Bacalao a la marinera

    Bacalao a la marinera
    4 rajas de bacalao de unos
    200 g. cada una,
    2 cebollas pequeñas,
    4 dientes de ajo,
    2 pimientos verdes de los italianos : estrechos y alargados,
    200 g. de guisantes congelados extrafinos findus no es propaganda, ya lo he dicho en otra ocasion : es que el sr. findus, en este producto, es un benefactor de la Humanidad. me apuesto lo que haya que apostarse a que, al precio que el los vende, es imposible encontrar guisantes de tamaño, finura, textura y sabor similares,
    1 ramillete de perejil fresco,
    200 g. de gambas arroceras pero frescas,
    200 g. de chirlas,
    1/2 l. de caldo de pescado,
    1 vaso de vino blanco medianamente digno lazarillo de la coop. de nuestro padre jesus del perdon, de manzanares -ciudad real- fue el que yo utilice,
    1/2 vaso, de los de vino, de aceite de oliva virgen extra.
    preparacion
    pondremos las chirlas en una fuentecita cubierta de agua con sal para que escupan la arena. repitamos la faena una o dos veces. pelemos las gambas, quitandolas la cabeza y el caparazon. con estos restos -y con unas cabezas de pescado y unas raspas que le habremos mendigado al pescadero- hagamos un litro de caldo. reservemos los cuerpos. en una pele de paredes altas y diametro suficiente echemos el aceite, y la cebolla, el ajo y el pimiento, todo ello picadito finisimo. fuego suave y a esperar que se pochee. cuando lo haga, añadamos las chirlas. subamos el fuego y esperemos que se abran, removiendo para que no se nos pegue lo anterior. una vez que se hayan abierto, añadamos el caldo de pescado, los guisantes y las gambas, asi como el vino, llevando el todo a ebullicion. alcanzado que haya sido ese punto, añadamos las rajas de bacalao y el perejil. transcurridos cuatro minutos, demoslas la vuelta y esperemos cuatro mas. cumplido ese plazo, fuera, y a los platos. no fue ese mi caso. llame -a eso de las
    12- a mi hija, para invitarla a comer junto con su maromo. una voz nasal, enfermiza, contristada, me comunico que tenia
    40 de fiebre y que la dolia todo. glub! la dije que me acercaria a verla. cosa que hice. provisto de un tupperware en el que yacia mi obsequio gastronomico. cuando llegue, mi hija estaba cataleptica. preferi no despertarla. nos sentamos -mi hijo politico y yo- en la cocina, calentamos el receptaculo y, habiendo localizado -y abierto- una botellita de la acreditada marca vinos blancos de castilla, s.a. embotellada como blanco rueda superior para una ultrafamosa denominacion comercial que no quiero repetir aqui, nos papamos el contenido del tupper regandolo con aquella, y lamentando que el estado febril de mi niña no la permitiera -hoy- compartir el peterete. Hagase la voluntad del señor! estaba esplendido. la carne -fresca- del bacalao, competia -y aun superaba- en turgencia con la de la merluza. el tiempo señalado para la coccion es el preciso para no pasarla. el sabor del pez, inedito y exquisito. ojala tenga, ademas, cualidades terapeuticas contra la congestion del aparato respiratorio. mi yerno me agradecio mucho mi obra de misericordia pues, de no haberla ejercitado, hubiera tenido que llamar al telepizza para haber llenado la andorga.


    Envia esta Recetas de cocina a tu amigo/a
    Tu e-mail:
    E-mail de tu amigo/a:
    Recibir Recetas de cocina en mi e-mail.